Rivera, jueves 13 de junio de 2024
Balance de gestión...

Ing. Agr. Juan Pereyra: UTU invirtió $ 250 millones en reacondicionar centros educativos

La Dirección General de Educación Técnico Profesional (DGETP-UTU) realizó un balance de los logros obtenidos en materia de educación e infraestructura desde 2020. Su Director General, Juan Pereyra, destacó la apertura de veintitrés centros María Espínola, la transformación curricular y la firma de más de 160 acuerdos con otras instituciones para promover prácticas que complementen la formación teórica.
La actividad se realizó en la jornada de ayer, lunes, en la sede central del organismo. Asistió el consejero de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Juan Gabito, y el Director Nacional de Educación, Gonzalo Baroni.
Además, estuvieron presentes el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos; la Presidente de UTE, Silvia Emaldi; el titular del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala; el Director Nacional de Energía, Fitzgerald Cantero; representantes de la Universidad de la República (UdelaR) y de la Universidad Tecnológica (UTEC).
Entre los logros más importantes, Pereyra destacó la apertura de cursos en el interior del país, en localidades donde había demanda de formación por parte de las comunidades. Además, se adecuaron centros que no estaban en condiciones, como la escuela técnica San José, ejemplificó. El ente invirtió alrededor de 250.000 de pesos en reacondicionamientos, informó.
También se ha apuntado a promover la educación de quienes viven en situaciones de mayor vulnerabilidad social, expresó. Hasta el momento, se han implementado 23 centros María Espínola y se aspira a llegar a 30 al final de la administración, dijo.
La transformación de UTU también comprende el desarrollo de un proceso de cambios curriculares. A modo de ejemplo, Pereyra recordó que se abrieron nuevos planes, se reestructuraron cursos de formación profesional básica, se agregó el bachillerato técnico profesional en el área de ciberseguridad y se incluyeron bachilleratos bilingües.
Otro eje de acción ha sido profundizar el vínculo con otras instituciones, tanto públicas como privadas. El relacionamiento con el sector privado -particularmente, el productivo- ha sido fundamental para que los estudiantes puedan llevar adelante actividades prácticas, que complementen su formación teórica y desarrollen posibilidades de inserción laboral, consideró. A la fecha se firmaron más de 160 acuerdos, informó.
De aquí en más, la institución trabajará con el objetivo de difundir su oferta educativa, continuar el relacionamiento con el sector productivo, atender la acción social y mantenerse actualizada tecnológicamente, indicó Pereyra.
Por su parte, Gabito destacó la continuidad institucional del organismo a lo largo de casi 150 años. La “nueva UTU” se basa en su trayectoria histórica, pero se adapta a las nuevas necesidades que presenta el mundo del trabajo y la tecnología, dijo. Sobre este punto, destacó la capacidad demostrada para articular con el sector privado.

Deja un comentario