Rivera, domingo 23 de junio de 2024

A las largas y tediosas sesiones de la Liga ahora se le agregan ásperas discusiones

En más de una oportunidad hemos señalado la inconveniencia de las reuniones semanales con delegados que, en realidad, no representan a sus clubes porque deben consultar cada una de las decisiones que deben asumir.
Para fijar el horario de un partido hay que llamar al director técnico; para fijar un escenario hay que llamar al encargado del campo de juego… En fin, cada votación pasa por una llamada telefónica.
Y es lógico que cada club defiende lo suyo y que busca los mejor para su institución, pero no siempre es posible y hay que encontrar el camino del medio para llegar a acuerdos.
Nunca se logran y hemos acuñado otra costumbre que es el sorteo; para todo, la moneda va al aire o se hacen papelitos con nombres de equipos que quedan distribuidos en la mesa para que cada uno vaya viendo su propia suerte.
Y lo del lunes fue precisamente así. En principio se comenzó con la sesión del Consejo Juvenil y de lo que más se habló fue de la actividad de Primera División.
Con respecto a los juveniles solamente se votó, y por unanimidad, que se iba a jugar la misma fecha fijada para el domingo pasado y con los mismos detalles. Cuatro partidos en la cancha de Oriental.
Poco a poco fueron cambiando y después de estar ya votado, todo pasaba por una consideración de cada uno de los partidos para determinar día, hora y escenarios donde se iba a jugar.
En resumen, quedó un verdadero ‘puzzle’ y ya ni siquiera pedimos más que se adecuen los horarios para que podamos estar en todos los partidos y mejor informar, porque parece que si lo pedimos justamente hacen lo contrario.
Entonces quedaron dos partidos el sábado, dos partidos el domingo, dos partidos en la cancha de Oriental y dos partidos en la cancha de Peñarol.
Pero los horarios no coinciden para nada, hay que andar de un lugar a otro porque además se jugará el sábado un partido en cada cancha y el domingo un partido en cada cancha.
En definitiva, si a algún aficionado que en la fijación anterior podía ver los cuatro partidos pagando una entrada a la cancha de Oriental, ahora deberá gastar el valor de cuatro entradas para ver los mismos cuatro partidos.
Ni hablemos del sorteo al que arribaron como solución para los partidos de Primera División.
Después de todo lo que se debatió y discutió, fueron a los papelitos, donde se señalaba cada uno de los partidos a jugarse y se determinó cuáles serían para el sábado y cuáles para el domingo (cuando aún estaban cerrados).
Pues bien, hubo una suerte fenomenal en el sorteo, como si hubieran acertado el Cinco de Oro, que sería mucho más fácil que se diera a que se registrara el resultado del sorteo como finalmente quedó.
Me explico: ¿Qué hubiera pasado si Frontera Rivera Chico ante Cuñapirú y Oriental ante Lavalleja quedaran en el mismo día?
¿Qué hubiera pasado si el partido entre Oriental y Lavalleja se jugara el domingo y no se lograba la cesión del Estadio Municipal? Se debería jugar en la cancha de Oriental, porque ya estaba fijado así, y Lavalleja había expresado una y mil veces que en la cancha de Oriental no jugaría la revancha (a pesar que había una decisión al respecto).
Pero el sorteo fue sabio y todo lo arregló de la mejor manera.

EL TRIBUNAL DE PENAS HABILITÓ A JOÃO FERNANDO PINTOS SANTANA
En la sesión pasada del Consejo de Primera División había ingresado una nota del Lavalleja Atlético Club donde se solicitaba la amnistía al jugador João Fernando Pintos Santana.
El referido jugador había sido suspendido por tres partidos al ser expulsado en el partido jugado ante Peñarol por la octava fecha de la primera fase del Campeonato Rivera.
Cumplió el partido de suspensión automática ante Artigas, oportunidad que el decano derrotó al tricolor del Pueblo Nuevo por dos a cero.
Al ingresar el fallo restaban dos partidos por cumplir, el primero de ellos fue ante Oriental en la primera fecha de la segunda fase. A partir de ese momento quedó habilitado a solicitar la amnistía.
Si el pasado fin de semana se hubiera disputado la fecha, João Fernando Pintos Santana no hubiera podido jugar y, de esa manera, cumpliría el tercer partido de suspensión y quedaba habilitado.
Cuando llegara la resolución del Tribunal, el jugador ya estaría libre de sanción.
Sin embargo, al suspenderse la actividad del fin de semana la promulgación del fallo fue fundamental y, todo dentro de los plazos previstos en el reglamento en cuanto a la actuación del Tribunal de Penas, se resolvió conceder la amnistía solicitada teniendo en cuenta el carácter de primario del jugador.
De esta manera hoy está habilitado para jugar y seguramente será tenido en cuenta para el partido del próximo fin de semana.

Deja un comentario