Rivera, viernes 21 de junio de 2024

La lluvia torrencial, la tormenta eléctrica y el viento determinaron la suspensión

Ya al comienzo de los partidos preliminares se advertía la firme posibilidad que la lluvia comenzara en cualquier momento.
En la cancha de Peñarol, Lavalleja goleó a Frontera Rivera Chico y sumó tres puntos importantes en su ambición de llegar a la Liguilla.
Seis a uno fue el resultado final del encuentro.
En la cancha de Oriental, un gran partido, Sarandí Universitario logró un valioso empate ante Cuñapirú teniendo en cuenta las condiciones que debió enfrentar.
Ya antes de los treinta minutos de juego, los verdiblancos estaban con diez jugadores en la cancha.
Así debió jugar el resto del partido y hasta festejó cuando el primer tiempo terminó cero a cero.
Pero pocos minutos después del comienzo del complemento llegó el gol de Cuñapirú.
Uno a cero era distinto y Enrique de Bellis salió a buscar el partido aunque le costara regalar el contragolpe.
Cuando faltaban siete minutos para el final del partido llegó el empate de Sarandí y después el partido estuvo para cualquiera.
Lo pudo ganar sarandí que tuvo algunas chance más y lo tuvo Cuñapirú hasta último momento cuando marraron una situación muy propicia, con el arco desguarnecido y la pelota se fue afuera.
Uno a uno que marca un triunfo para Sarandí y una derrota de Cuñapirú que debió haber ganado.
A segunda hora, en la cancha de Oriental jugó el local ante Artigas.
Fueron apenas ocho minutos de fútbol y el marcador aún estaba cerrado.
En la cancha de Peñarol jugaban Nacional ante el aurinegro, y allí hubo diez minutos de juego hasta que el Asistente Guido González llamó al árbitro y le hizo ver que ya no se podía jugar al fútbol.
La diferencia estuvo en que los aurinegros ya ganaban uno a cero con gol de Felipe Souza de tiro penal, un penal que lo vio el propio Asistente y se lo marcó al árbitro.
Un partido que ni siquiera debió haber comenzado debido a que ya antes de iniciarse la lluvia era torrencial, había viento y truenos y relámpagos hacían presumir lo que instantes después se vivió en la ciudad.

Deja un comentario