Rivera, viernes 1 de marzo de 2024

INUMET extenderá aviso de ola de calor por ocho días y abarcará más Departamentos

El Director de Pronósticos del Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET), Néstor Santayana, anunció que la ola de calor, inicialmente prevista para concluir este domingo, se prolongará por al menos ocho días más, abarcando más Departamentos del país.
La decisión de extender el aviso se tomará tras una evaluación de la situación que se llevará a cabo hoy. Santayana expresó que la ola de calor, que inicialmente se preveía hasta el 4 de febrero, se extenderá hasta el 8 o 9 de febrero, afectando casi el fin de semana de Carnaval y alcanzando una duración sin precedentes de ocho o nueve días.
Durante este período, las temperaturas mínimas previstas se mantendrán elevadas, oscilando entre los 22º C y los 25º C. Además, las temperaturas máximas serían de 34º a 38º C, pero podrían aumentar hasta alcanzar los 40º C durante el transcurso de la ola de calor.
Santayana explicó que la situación se debe a la presencia de una masa de aire extremadamente cálida que se ha situado sobre la región, generando un patrón de bloqueo, es decir, una masa de aire cálido que queda encapsulada en un determinado lugar y su desplazamiento es muy lento.
Ante este escenario, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) ha difundido una serie de recomendaciones para que la ciudadanía pueda enfrentar esta ola de calor sin mayores percances.
Por ejemplo, se insta a evitar la exposición al sol entre las 10:00 y las 16:00 horas y a utilizar ropa holgada y ligera de colores oscuros, así como sombrero, lentes de sol y protector solar. Además, se aconseja ingerir más líquidos de lo habitual, independientemente de la sensación de sed, y optar por comidas ligeras basadas en verduras y frutas.
Para los niños pequeños, especialmente menores de 4 años, se recomienda consultar con un médico en caso de presentar síntomas como mareos, vómitos, fiebre, dolor de cabeza, irritabilidad y/o aceleración del latido cardíaco. Personas con patologías crónicas, hipertensión arterial, o enfermedad cardíaca o renal deben estar particularmente atentas a posibles síntomas y no ajustar la medicación por cuenta propia.
La atención a estas precauciones se vuelve crucial en un contexto de condiciones climáticas extremas que podrían tener impactos significativos en la salud pública.

Deja un comentario