Rivera, jueves 13 de junio de 2024

Policía de Rivera detuvo a hombre que vendía señales de televisión para abonados de forma ilegal

La Policía de Rivera detuvo a un hombre que vendía señales de televisión para abonados de forma ilegal, el mismo tenía unos ochocientos clientes que pagaban $ 600 (seiscientos pesos) mensuales para acceder a un código que les permitía ver los canales.
En el mes de octubre pasado una empresa proveedora de televisión por suscripción realizó la denuncia por la retransmisión de señales y otros emisores sin autorización. La Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía de Rivera investigó el hecho e identificó a un hombre que vendía servicios de televisión.
El indagado cobraba 600 pesos uruguayos mensuales que permitía a sus clientes acceder a un código con el que podrían ver las distintas señales de televisión. La investigación determinó que tenía un grupo de WhatsApp de unos ochocientos clientes.
Tras ser puesto a disposición de la Justicia resultó condenado como autor penalmente responsable de un delito continuado de arriendo de sistema, previsto en el artículo 4 de la Ley 17.520, en concurso formal con un delito de reproducción ilícita de obra previsto en el artículo 46 de la Ley 9.739, a cumplir la pena de seis meses de libertad a prueba.

DETUVIERON EN RIVERA A DOS CIUDADANOS ARGENTINOS CON 226 KILOS DE MARIHUANA
Dos ciudadanos argentinos fueron condenados a prisión tras ser detenidos en Rivera con 226 kilos de marihuana prensada. Efectivos de la Dirección de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas estaban vigilando a estas personas -padre e hijo- que llegaron el pasado domingo a la ciudad de Rivera y se hospedaron en un hotel de la zona.
A los investigadores les llamó la atención que los sospechosos -que arribaron en una camioneta con matrícula argentina- pasaron más de 24 horas en el país sin pasar por Migraciones por lo que montaron una vigilancia discreta.
En la jornada de ayer, lunes, salieron temprano en dirección a Montevideo, por lo que los efectivos de narcóticos resolvieron detener el vehículo en la ruta para realizar una inspección. Fue entonces que un perro de la Policía detectó la droga, y una inspección más exhaustiva permitió encontrar alrededor de 600 ladrillos de distintos tamaños ocultos debajo de los asientos y de los plásticos que cubren el interior del vehículo.
Los dos ciudadanos argentinos fueron detenidos y llevados ante la Fiscalía a cargo de Alejandra Rodríguez, quien resolvió llegar a un acuerdo con los delincuentes. Fueron condenados a tres años de cárcel por transporte e importación de drogas.
De acuerdo a los investigadores, la droga provenía de Ciudad del Este, en la triple frontera entre Argentina, Paraguay, Brasil, y tenía como destino final Montevideo. Fuentes del caso señalaron que los sospechosos no aportaron información sobre a qué grupo iba dirigida la sustancia.

Deja un comentario