Rivera, jueves 18 de julio de 2024

Robert Silva: “La hora de cambiar la educación se está concretando”

El Presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, presentó la versión preliminar del Plan para la Educación Media Superior 2023. Explicó que se contempla al estudiante como centro, y que se podrá cambiar de Secundaria a UTU sin recursar ni perder años. También será posible elegir asignaturas cuyos contenidos serán distintos a los actuales, acceder a más horas de inglés y a la asignatura incorporada, robótica, entre otras innovaciones.
Acompañaron a Silva en la conferencia realizada en la jornada de ayer, jueves 10 de agosto, la Directora General y el Subdirector de Secundaria, Jenifer Cherro y Óscar Yáñez, respectivamente; el Director General y la Subdirectora de UTU, Juan Pereyra, y Laura Otamendi, respectivamente, y la consejera Dora Graziano, entre otras autoridades de la educación.
El documento es una versión preliminar aprobada el pasado miércoles 9 de agosto, que aún deberá ser sometida a la consideración de las Asambleas Técnico Docentes y al cuerpo inspectivo para su aprobación definitiva, sin perjuicio de otros intercambios que se puedan originar, explicó Silva, único orador del encuentro. “Es un trabajo pensado efectivamente en el estudiante”, dijo, y agregó: “La hora de cambiar la educación se está concretando”.
Explicó que no habrá más pérdidas de tiempo u obstáculos en el trayecto educativo. Si alguien desea cambiar su formación de Secundaria a UTU no perderá un año, sino que, eventualmente, en las opciones tecnológicas realizará una nivelación.
El jerarca destacó que por primera vez se reunieron los equipos técnicos de Secundaria y de UTU para trabajar con los equipos de planeamiento educativo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y elaborar una propuesta que pondere al estudiante en el eje central. “Se trata de una nueva educación media superior, donde los estudiantes siempre avanzan y siempre eligen”, dijo Silva.
“El plan propone que el alumno sea una parte activa de su proceso de formación, se incorpora la robótica, el diseño, un espacio común entre Secundaria y UTU de alfabetizaciones lógico matemáticas y en comunicación, habilidades fundamentales”, aseguró. También se prevé el aumento de la carga horaria en inglés.
Los jóvenes podrán optar por nuevas asignaturas, como salud y recreación, educación y patrimonio, territorio y ambiente, argumentación y debate, educación financiera, emprendedurismo, habilidades socioemocionales y educación ambiental. El bachillerato tecnológico se organizará en tres áreas con doce ofertas, consecuencia de la reorganización de lo existente y la incorporación de nuevas propuestas.
En cuanto a la educación media superior, explicó que habrá dos años de formación general (cuarto y quinto de hoy), que le permitirá al alumno migrar hacia un tercer año (sexto año, actualmente) desde cualquier orientación. En este último año la oferta será de cinco especializaciones: Ciencias de la vida, ciencias y tecnologías, ciencias sociales y humanidades, creativo artístico y bachillerato general.

Deja un comentario