Rivera, jueves 13 de junio de 2024

Pereyra: La UTU trabajará para que “este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir”

Como informamos en las páginas de NORTE, el pasado domingo la Jefatura de Policía de Rivera fue alertada debido a que en las redes sociales se anunciaba una “masacre” en la UTU Nº 2 de Rivera. La policía realizó una investigación y detuvo a un adolescente de 13 años, quien habría sido el autor de los mensajes. El menor fue imputado por instigación pública a delinquir y deberá someterse -por un período de diez meses- a medidas socioeducativas no privativas de libertad, servicios comunitarios y un tratamiento terapéutico.
En ese sentido, el Director General de la UTU, Juan Pereyra (en la fotgrafía), declaró que el episodio ya “está solucionado”. Según Pereyra, el estudiante en cuestión estaba cursando segundo año de ciclo básico en la Escuela Técnica Nº 2 de Rivera y “habría tenido algún problema, algún tema específico dentro de la escuela e hizo esta amenaza como un llamado de atención”. Añadió que “por lo que se nos ha informado, actuó solo y fue rápidamente solucionado el tema, por una actuación muy eficiente de las autoridades del Ministerio del Interior”.
Pereyra explicó que se avanzó en investigar la situación porque, en su experiencia, y como lo expresó, “esto no es una simple broma como a veces sucede”. El Director de UTU explicó que “la realidad confirmó que es que era como un aviso que estaba dando este chico como para que se le pueda ayudar”. El jerarca señaló que el contexto internacional, donde en los últimos tiempos se han registrado varios ataques en centros educativos, no puede obviarse.
“Este tipo de situaciones provocan alarma porque uno no vive adentro de una burbuja; vemos que en el mundo están sucediendo cosas que nos preocupan realmente. Cuando esto sucede, hay que activar todos los mecanismos para evitar un problema que pueda haber”, expresó. Aclaró que el tema está en el ámbito de la Justicia, y el Consejo Asesor Disciplinario se reunirá para ver qué medidas tomar y los equipos multidisciplinarios trabajarán con toda la comunidad. Además, se trabajará para que “este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir”.

IMPUTARON AL JOVEN POR INSTIGACIÓN PÚBLICA A DELINQUIR
En la jornada de ayer, jueves, el adolescente de 13 años fue imputado por la Justicia por una infracción a la ley penal de un delito de instigación pública a delinquir.
La Fiscalía dispuso diez meses de medidas socioeducativas no privativas de libertad, las cuales incluyen fijación de domicilio sin la posibilidad de poder modificarlo previo conocimiento del tribunal, prestación de servicios comunitarios por dos semanas semanales durante dos meses, orientación y apoyo mediante la incorporación a un programa socioeducativo a cargo del INAU y la realización de un tratamiento socioterapéutico.
Además, se pondrán en contacto con las autoridades de la educación debido a que la situación se produjo en un contexto de bullying, para que puedan intervenir en el marco de sus competencias y tomar cartas en el asunto.
Los fiscales adscriptos Yhoyse Delgado y Luis Gasamans, de la Fiscalía de 2º Turno de Rivera, fueron los encargados de llevar a cabo la audiencia y de imputar al adolescente. Según indicaron desde la Fiscalía, las medidas socioeducativas no privativas de libertad son una forma de prevenir que el adolescente vuelva a cometer una infracción penal en el futuro y de ayudarle a reinsertarse en la sociedad de manera positiva.
Es importante destacar que, en caso de incumplimiento de las medidas dispuestas, el artículo 86 del Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) prevé la aplicación de la privación de libertad. Por lo tanto, es fundamental que el adolescente cumpla con todas las disposiciones establecidas por la Justicia y que se le brinde el apoyo necesario para que pueda superar esta situación y continuar su vida de manera positiva.

LA INFLUENCIA DEL BRASIL: “EN RIVERA COPIAN TODO”
Este tipo de situaciones no son nuevas en la región, ya que en Brasil se han producido ataques y amenazas en centros educativos en el pasado, pero esta semana pasó por primera vez en el lado uruguayo. En este caso se presume que la idea de llevar a cabo este acto proviene del vecino país. “Esto es algo que viene de Brasil, que en Rivera copian todo”, dijo el fiscal del caso, Luis Gasaman.
En el último mes, en el vecino país, un adolescente de trece años mató a cuchilladas a una profesora e hirió a otras cuatro personas en São Paulo; un estudiante de 12 años atacó a tres compañeros y una profesora en un colegio de Manaus; además un hombre de 25 años invadió un colegio infantil y mató con golpes de hacha a cuatro niños con edades entre tres y siete años e hirió a otros cuatro en la ciudad de Blumenau.
Ante esta situación producida en la Escuela Técnica Nº 2 de Rivera, las autoridades locales están tomando medidas para prevenir cualquier eventualidad. La Jefatura de Policía de Rivera ha incrementado el patrullaje en las escuelas y se ha comunicado con los responsables de los centros educativos para que limiten los ingresos a los locales y mantengan las puertas cerradas para evitar el ingreso de personas ajenas a los alumnos y profesores.
Además, algunos centros han contratado el servicio de seguridad 222, mientras que otros han comunicado que la asistencia a clases en la jornada de ayer quedaba a criterio de los padres. En la ciudad de Rivera, la situación es especial, ya que comparte frontera con el Brasil, por lo que las autoridades de ambos países están trabajando juntas para prevenir situaciones de riesgo en los centros educativos.
El Jefe de Policía de Rivera, Crio. Gral. Wilfredo Rodríguez, explicó que “ya estábamos atentos. Sabíamos lo que estaba ocurriendo en el vecino país”, y agregó que, si bien Rivera y Santana do Livramento tienen jurisdicciones y legislación diferentes, “es una ciudad que está muy, muy unida”.
“Hace mucho tiempo que venimos trabajando con los centros de enseñanza. En la noche con recorridas, porque tienen pocos medios de seguridad. A veces ocurren robos. Después hay problemas en los ingresos, se generan peleas o gente que está en la vuelta y anda ofreciendo droga. En los centros de enseñanza siempre se está atento y se estaba patrullando. Lógicamente con esto se incrementó. Vamos a seguir hasta que la situación lo amerite”, dijo Rodríguez.
El fiscal del caso, Luis Gasaman, afirmó que hay un “conocimiento general de que en Brasil se viene complicando la historia”, pero que el de las últimas horas en Uruguay es un caso aislado. “No tenemos otras denuncias”, afirmó. El joven que realizó la amenaza es un estudiante de la UTU que sufría bullying. Según la Fiscalía, el adolescente no iba a cumplir con las amenazas y cometió un error. La intención de las autoridades es que, una vez superada esta situación, se lo cambie de liceo y se haga una intervención del INAU.
Es importante señalar que este tipo de situaciones son preocupantes y generan un clima de inseguridad y temor en la población, especialmente en el caso de los padres de los estudiantes. Por lo tanto, es fundamental que las autoridades tomen medidas para prevenir situaciones de riesgo en los centros educativos y proteger a los estudiantes y al personal de las escuelas. También es necesario abordar el problema del bullying y garantizar un ambiente seguro y saludable en los centros educativos para evitar situaciones de violencia.

Deja un comentario