Rivera, domingo 14 de julio de 2024

Rivera es el campeón nacional femenino y vice campeón masculino en básquetbol 3×3

La pasada semana se disputaron las finales del Campeonato Nacional 3×3 de básquetbol. La actividad se llevó a cabo en el Estadio “10 de Julio”, de la ciudad de Florida.
Este fue el camino que llevó a los dos equipos riverenses a obtener tan distinguidos títulos:

FEMENINO
El equipo riverense estuvo integrado por Rocío dos Santos, Rebeca Coitiño, Brenda Tomé y Sofía Tambasco.
Rivera le ganó a Salto 9 a 2 en el debut, luego a Soriano por 8 a 1 y finalmente a Tacuarembó -en la serie- por 2 a 0. Luego en la final volvió a derrotar a Tacuarembó, por 5 a 2, consagrándose campeón nacional.

MASCULINO
En masculino, Rivera estuvo integrado por Manuel Vega, Tadeo Grecco, Francisco Benavides y Eduardo Juárez.
En el debut, Rivera le ganó a Florida 6 a 3. Luego a Soriano 6 a 5, después a Lavalleja 4 a 1 y finalmente a Maldonado 8 a 0. La final la jugó ante Bella Unión, perdiendo por 8 a 5, consagrándose vice campeón nacional.

¿QUÉ ES EL BÁSQUETBOL 3X3?

El básquetbol 3×3 es una modalidad que se juega en una única canasta y consta de 3 jugadores por equipo. Es impulsado por la FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) y ya se ha disputado en certámenes oficiales internacionales, como en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Si bien el juego ya existía con anterioridad, FIBA lo reglamentó y creó campeonatos internacionales para el mismo. Desde 2012 se disputa la Copa Mundial FIBA de Baloncesto 3×3, que también es organizada por la propia Federación Internacional de Baloncesto.
El deporte se practica en una cancha de 15 metros de ancho y 11 metros de fondo. El ancho es igual a una cancha de baloncesto, mientras que el fondo es inferior a media cancha, aunque también se admite que se juegue usando media pista de baloncesto.
La cancha tiene una sola canasta y ambos equipos alternan entre ataque y defensa; el que tiene la posesión de la pelota es el que ataca y el otro defiende.
Cada equipo tiene tres jugadores en el campo (de ahí el nombre de la disciplina) y pueden tener un sustituto en el banco, es decir son equipos compuestos de cuatro componentes. Al igual que en el baloncesto tradicional, no hay límite de cambio de jugadores, pero los relevos solo pueden realizarse con el juego parado.
La cancha deberá tener una línea de tiros libres ubicada a 5,80 metros de la línea de fondo de la pista, donde se ubica la canasta.
El tablero de la canasta se sitúa en el interior del campo a 1,2 metros de la línea de fondo y el centro del aro a 0,375 metros adicionales, como en el baloncesto normal. También debe tener un arco a 6,75 metros alrededor del aro y un semicírculo debajo de este.
Las canastas desde dentro del arco y los tiros libres valen un punto y las canastas desde el exterior del arco valen dos puntos.

GANADOR DEL PARTIDO
El primer equipo en anotar 21 puntos o más gana el partido si esto sucede antes de los 10 minutos. Si en cambio, al cabo de los diez minutos, ningún equipo superó esa marca, gana el que tenga mayor puntaje.
En el caso de existir un empate al cabo de los diez minutos, se dará un minuto de descanso y luego se jugará un tiempo adicional, el cual durará hasta que un equipo logre anotar 2 puntos más que el otro.
FIBA busca desarrollar y fomentar el baloncesto en todo el mundo utilizando el 3×3, teniendo en cuenta que es un juego más sencillo y fácil de practicar, puesto que se necesita una cancha más pequeña y un solo aro.
El deporte se incluyó, por primera vez en una competencia internacional, en los Juegos Asiáticos en sala 2007. Más tarde pasó a ser incluido en los Juegos Asiáticos Juveniles, y posteriormente, en los Juegos Olímpicos Juveniles. La disciplina fue introducida en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Deja un comentario