Rivera, jueves 25 de abril de 2024
Suplemento “El Deportivo”:

La Copa de Clubes Campeones un torneo que cada vez interesa menos

El Campeonato de Clubes Campeones de la Organización del Fútbol del Interior ha perdido la “magia” de antaño.
Lejos está la idea de Efraín Martínez Fajardo cuando, desde la página de fútbol del interior del diario El País, impulsaba la difícil tarea de reunir a todos los campeones de cada uno de los departamentos para una justa nacional.
Poco a poco se fue desvirtuando y la Organización del Fútbol del Interior tuvo mucho que ver con esos cambios.
Hoy se pretende ajustar, se redujo la posibilidad de presentarse al certamen y solamente pueden hacerlo o el campeón o el vice, y nadie más.
Se aproxima una nueva edición de la vieja Copa de Clubes Campeones del Interior, hoy devenida en Copa Nacional de Clubes del Interior, permitiendo la participación de vicecampeones, de los cuatro mejores del año pasado y de equipos centenarios en calidad de “invitados”.
El año pasado intervinieron 50 clubes, este año por el reglamento del torneo podrían jugar hasta 68 equipos entre campeones y vicecampeones de sector, semifinalistas del año pasado y los dos invitados por cumplir 100 años, que son Central de San José y Uruguay de Artigas.
Ya se habla de que se jugará nuevamente en sistema de grupos desde la primera fase, lo cual provoca una desmedida cantidad de encuentros y provoca además una erogación muy importante para aquellos equipos modestos que ansían jugar la Copa, como premio al esfuerzo que les significa a los jugadores ganar sus respectivos torneos locales, pero que al jugarla sólo pueden aspirar a gloria deportiva y generar importantes déficits que en muchos casos hipotecan a sus instituciones.
Aquí planteamos lo más importante: ¿Cuál es el beneficio deportivo de estar afiliado a la Organización del Fútbol del Interior?
Los clubes de Divisional A, que salvo casos inéditos son los únicos habilitados para clasificar a la Copa de Clubes, pagan una cuota afiliatoria de 5 UR por año, lo que equivale a unos 2 mil pesos.
Ese monto permite a los clubes estar afiliados a OFI, pero no les deja ningún beneficio deportivo, pues pese a que todos logran su clasificación a la Copa de Clubes en la cancha, deben pasar por las oficinas y dejar otros 5 UR adicionales como costo de “inscripción”.
A esto se suma el sacrificio que significa para un equipo pequeño de modestas aspiraciones deportivas el jugar seis encuentros en la primera fase, a lo cual muchos se arriesgan por el simple deseo de participar en la Copa.
Eso está bien, porque la Copa Nacional de Clubes, así como también todas las otras competencias de OFI, no deben ser “elitistas”, todo el que haya conseguido la clasificación merece el premio de jugar la Copa.
¿Pero es justo que deban pagar “un año” de afiliación adicional para jugar la Copa?
Creemos que no, que les asiste el derecho de jugar y por eso el pago de inscripción de la Copa de Clubes debe ser eximido o en su defecto, darle a los clubes ciertas garantías.
¿De qué garantías hablamos?
Si un club debe pagar 5 UR para jugar un torneo al cual clasificó deportivamente, al menos esa inscripción le debería dar mayores beneficios que simplemente anotar su nombre en el fixture del torneo.
El año pasado la OFI colaboró por primera vez con algunos de los costos de la Copa de Clubes.
Por ende si la OFI entiende que debe seguirse cobrando esa inscripción, que para un fútbol que es amateur en la mayoría de las ligas significa una importante erogación, entonces la OFI debería hacerse cargo de la totalidad de los aranceles arbitrales y si además la OFI pretende jugar desde la primera fase en sistema de grupos, con 6 partidos para todos los clubes (que no sólo significan 3 viajes para cada uno, sino que también implican más de un mes de competencia, en muchos casos obstaculizando los certámenes locales de las ligas), debe también la Organización aportar un dinero para los traslados.
En conclusión, todos los clubes pagan una cuota afiliatoria año a año a la OFI, pero ésta deportivamente no les devuelve nada.
¿Cuáles son los derechos deportivos de los clubes afiliados a OFI? La respuesta es tajante: ninguno, porque esos clubes ni siquiera pueden jugar la Copa de Clubes sin tener que pagar antes otra cuota afiliatoria adicional.
¿Y además esa inscripción no cubre los gastos del torneo? ¿Para qué se cobra? Para recaudar, nada más que para eso.
Ojalá la OFI pruebe que estamos equivocados y este año destine la totalidad del dinero recaudado por las inscripciones de la Copa Nacional de Clubes 2009 (que de ser 50 clubes como el año pasado se elevaría por encima de los $U 100.000), a solventar parte de los gastos que le genera el torneo a sus clubes afiliados.
Como punto aparte, pedimos a la Organización se recapacite sobre la forma de disputa, ya que entendemos que jugar en series desde la primera fase contribuye a la desvalorización del certamen.

5 pensamientos sobre “La Copa de Clubes Campeones un torneo que cada vez interesa menos

  1. No creo que sea tan así que el torneo interese menos. Por algo todos los clubes que ganan el derecho en sus Ligas hacen el esfuerzo por entrar y competir. No importa si no pasan la primera fase, para ellos es un orgullo jugar la Copa El País, es como jugar la Copa Libertadores para un cuadro del Interior.
    En cuanto a que OFI recauda mucho y le da poco a los clubes es verdad, pero no se olviden que los dirigentes no se ponen solos, son votados en los Congresos por los dirigentes de las ligas; estos a su vez son votados por los cuadros, y las comisiones de los cuadros son votadas por los socios, es decir que se trata de una cadena. El tema es complejo, si fuera fácil arreglar todo no estaríamos aquí laburando todo el día, seríamos votados en todos los Congresos para dirigir la OFI. ¿No creen?

Deja un comentario