Rivera, jueves 30 de mayo de 2024
Sesión del Consejo de Primera División:

El árbitro expulsó a 8 jugadores de Sarandí y terminó el partido por inferioridad numérica

Las derivaciones del encuentro jugado entre Sarandí Universitario y Bola Ocho han sido incalculables. Los aficionados hacían todo tipo de conjeturas en relación a lo que podría pasar, pero seguramente muy pocos pensaron en la posibilidad de que el partido estuviera terminado y no suspendido.
Muchos buscaban adecuar las fechas para jugar el pico de alrededor de unos quince minutos.
La dirigencia, ante el desconocimiento de lo que rezaba en el formulario, solicitó que los delegados fueran de mañana a la sesión ordinaria semanal con la finalidad de tener tiempo, en horas de la tarde, para el envío de los antecedentes al Tribunal de Penas que debería fallar para el caso de la suspensión del partido.
De esta manera, entonces, hubo una reunión ordinaria en horario atípico porque había mucho interés en conocer la denuncia presentada por el árbitro del encuentro entre Sarandí Universitario y Bola Ocho que fuera suspendido a los 76 minutos de juego.
Al procederse a dar lectura al mismo surge que el partido no fue suspendido, sino que se dio por finalizado ante la inferioridad numérica de los verdiblancos.
En efecto, el árbitro estableció denuncia contra ocho jugadores, el director técnico y un delegado.
De los ocho jugadores, cinco están jugando y los otros tres del banco de suplentes.

LOS EXPULSADOS POR EL ARBITRO
Fueron expulsados Sebastián Suárez, Alex Coitiño, Carlos Castillo, Pablo Mendoza, José Protti, Velington Silva, Matheus Britos y Fabio Balostro. Además, denuncia por agresión al entrenador Richard Quintanilla y a quien figuraba como ayudante técnico, Damián Mendiondo.
De los jugadores expulsados por agresión (omitió decir si fue física o verbal), cinco de ellos estaban en el campo de juego, por lo que se configura que el equipo verdiblanco quedó en inferioridad numérica y el árbitro tiene potestades para finalizar el partido y no suspenderlo.
Ante ello y con el anuncio de los representantes de Sarandí Universitario de que irían a impugnar la decisión arbitral se resolvió, reglamentariamente, fijar los encuentros semifinales del certamen de la presente temporada.
Lo primero fue decidir donde se iba a jugar, teniendo en cuenta que el Estadio Municipal “Atilio Paiva Olivera” estaría solamente para una de las semifinales y después hay que paralizar por espacio de quince días, ubicar la revancha y definitivamente, para las finales, no habría cesión del máximo escenario de nuestro medio.
Como consecuencia de ello se resolvió realizar las gestiones ante la Organización del Fútbol del Interior (OFI) y ante las autoridades del 14 de Julio de Livramento para jugar en el Estadio “João Martins”.
Partiendo de la base de que no habría inconvenientes, se fijaron los partidos de ida de las semifinales para el próximo domingo, de acuerdo al siguiente detalle:
El domingo, en el Estadio “João Martins”:
Hora 18:30 Bola Ocho vs. Lavalleja.
Hora 20:30 Peñarol vs. Frontera Rivera Chico.

Deja un comentario