Rivera, domingo 14 de julio de 2024

Apenas dos partidos por la tercera fecha del Campeonato Rivera 2007

Minuto de silencio en homenaje a Luis Carlos “Pretinho” PereiraEl mal estado del tiempo impidió que en la tarde de ayer se pudiera completar la disputa de la tercera fecha del campeonato Rivera de Primera División.
Nos quedamos apenas con los dos partidos del sábado con la victoria de Peñarol ante Frontera y la de Oriental ante Cuñapirú.
Los aurinegros lograron su primera victoria en el certamen ante un Frontera Rivera Chico que le hizo frente solamente durante los primeros cuarenta y cinco minutos de juego.
El rojo fue más en la primera parte, sorprendió, atacó, jugó en el campo rival pero no concretó.
No tuvo la capacidad de anotar en un déficit que ya se advierte en el equipo de Hugo Alvez y que, en este partido, le costó muchísimo.
A pesar del gol de apertura logrado por Mario Rivero a los pocos minutos del complemento, Frontera siguió atacando y en el momento exacto que no se justificaba la victoria parcial aurinegra y, por el contrario, los rojos merecían el empate, llega el segundo y después el tercero de Peñarol que tuvo lo que el rival no supo hacer, contundencia ofensiva en los momentos claves del partido.
Cabe consignar, y no es un detalle menor, que desde la mitad del primer tiempo el equipo de Peñarol jugó con diez por la expulsión de Silvio Alejandro Meneses.

GANÓ ORIENTAL

El azul derrotó en partido emocionante y con muchas alternativas interesantes, a Cuñapirú por dos a uno.
El partido correspondió a la expectativa que se había generado en lo previo.
Dos equipos que necesitaban la victoria, que se enfrentaban cuando estaban en pleno ascenso de producción en el campeonato y por puntos que sin duda alguna serán de suma trascendencia en el momento de la definición.
Oriental tuvo el acierto de Benjamín Leal, un jugador que vuelve a sus condiciones naturales y que es goleador.
Antes de los veinte minutos había anotado el primero pero apenas hubo tiempo para el festejo porque el rival, con una pelota rebotada que apenas llega al arco, empata el partido.
Uno a uno y todo comenzaba de nuevo.
Pero antes de la finalización del primer tiempo, otra pelota rebotada, en esta oportunidad del otro lado, pasa por encima de la cabeza del golero de Cuñapirú, muy adelantado en la acción, y se cuela en el arco del tricolor militar.
Dos a uno al finalizar la primera parte y toda la atención se centraba en el complemento.
Nadie se fue del Estadio a pesar que comenzaba la lluvia.
Cuñapirú fue más, estuvo en forma permanente en terreno ofensivo y Oriental, a pesar de la buena actuación de Sergio Silveira, no supo concretar las chances de contragolpe que se crearon por imperio de la necesidad de gol que tenía el rival.
Mucho más cuando el azul se queda sin su capitán. La expulsión de Jamilton Rosas fue determinante para que Cuñapirú se instalara definitivamente en zona defensiva rival y mandara en la cancha.
Pero el empate no llegó por varias situaciones, primero por la desesperación de jugar contra el reloj.
Segundo por el exceso de individualismo por parte de algunos que con la intención de alcanzar el empate pensaron que podían hacerlo solo.
Tercero porque favoreció a Oriental en la zaga jugando siempre por el medio olvidando los laterales de la cancha.
Y para muestra, basta recordar que las jugadas más peligrosas se generaron cuando Miqueas o Dornell se proyectaron por la punta y eludían rivales contra la raya para habilitar a quienes llegaban de atrás.
Hubo un golazo de Cuñapirú que se genera después de una falta al borde del área y donde el árbitro debió haber esperado un segundo para sancionarla, la ley de la ventaja favorecía a Cuñapirú al punto que la pelota terminó en la red en el momento exacto que el árbitro sancionaba la falta.
Pero Oriental fue el ganador, se quedó con tres puntos de oro y Cuñapirú paga tributo al exceso de individualismo de alguno de sus jugadores y a la carencia de un guardameta que ofrezca seguridad. Ya llevan perdidos cinco puntos.

Deja un comentario