Rivera, miércoles 19 de junio de 2024

Refugiado sirio Jihad Diyab intentó ingresar a Brasil desde Rivera y le negaron el ingreso

El sirio Jihad Ahmad Diyab, ex recluso de Guantánamo refugiado en nuestro país, intentó nuevamente ingresar a Brasil en la madrugada del sábado, y, tras no contar con la documentación necesaria, fue devuelto a Rivera por la Policía Federal Brasileña. Es el cuarto intento fallido de Diyab por dejar el país.
Diyab arribó a la Terminal de Ómnibus de Rivera, acompañado por un hombre supuestamente de nacionalidad palestina. La Policía uruguaya advirtió de dicha situación a su par de Brasil, la cual se dirigió a donde se encontraban hospedados y al no poseer documentación necesaria para el ingreso a dicho país, los dos fueron escoltados por la Policía Federal Brasileña y volvieron a Rivera.
Según informaron fuentes oficiales al tanto del caso, el refugiado tendría intenciones de quedarse en Rivera, en una comunidad musulmana que practica sus mismas creencias. Las autoridades uruguayas fueron informadas del episodio.
En declaraciones a radio Monte Carlo, el nexo entre los ex-reclusos de Guantánamo y el Gobierno, Christian Mirza, dijo que se enteró “casualmente” del tema, ya que se encontraba en Rivera. Mirza agregó que le volverá a reenviar un mensaje, el mismo que Diyab no le contestó, para ver si el refugiado sirio quiere volver a conversar.
A principios de agosto, Mirza dijo que mantuvo una reunión con el canciller Rodolfo Nin Novoa, en la que este se comprometió a retomar las gestiones para que Diyab pueda salir del país. Según Mirza, el Ministro de Relaciones Exteriores manifestó la preocupación del gobierno por la situación de Diyab, aunque recordó que la Secretaría de Estado realizó varios intentos en 2016 para buscarle una salida al refugiado.

DIYAB LLEGÓ EN 2014 JUNTO A OTROS SEIS EX RECLUSOS DE GUANTÁNAMO

El refugiado sirio Jihad Ahmad Diyab llegó a Uruguay desde la cárcel estadounidense de Guantánamo, Cuba, en diciembre de 2014. Fue liberado tras un acuerdo entre el gobierno estadounidense de Barack Obama y el ex presidente uruguayo José Mujica. Con él, llegaron otros seis musulmanes que estaban recluidos en la prisión instalada en la isla cubana.
Sin embargo, el sirio ha sido el refugiado que más problemas ha tenido para insertarse en la sociedad uruguaya. Sin manejar el idioma y con dificultades para conseguir trabajo, Diyab ha intentado salir de Uruguay en otras tres oportunidades sin éxito. Incluso, a comienzos de este año tomó la decisión de iniciar una extensa huelga de hambre para reclamarle al gobierno uruguayo mayor atención y dinero para poder vivir.
En diciembre del año pasado viajó a Sudáfrica para intentar ingresar a Medio Oriente por ese país, pero fue deportado a Uruguay. Su condición de refugiado le impide ingresar libremente a otro país, sin tener un consentimiento previo para tener asilo del país al que quiera viajar.
A través de la Cancillería, el gobierno uruguayo ha intentado conseguir un país donde se practique su misma religión e idioma pero ha fracasado. A su vez, se le extendió el pago “de ayuda” que los ex reclusos de Guantánamo perciben por su condición de refugiados. Sin embargo, la ayuda económica ha disminuido con los meses, tal como estaba previsto en el contrato que firmaron los seis ex reclusos, y el programa culminará a fin de año. Basado en informes de Radio Monte Carlo y El País.

Deja un comentario