Rivera, sábado 24 de febrero de 2024

MSP descartó caso de dengue en Rivera

Reunión de Directores Departamentales de SaludDe acuerdo al Plan Nacional de Contingencia para una epidemia de dengue, en este momento nuestro país está en fase cero en todo el territorio nacional porque se descartó la presencia del virus en una persona de la ciudad de Rivera después de efectuarle los exámenes correspondientes con resultado negativo.
Respecto a la internación de una persona por este tema, el Director Nacional de Salud, Jorge Basso, afirmó que la misma fue dada de alta porque se descartó totalmente la presencia de la enfermedad a partir de la realización de los estudios correspondientes que arrojaron saldos negativos, los cuales descartaron la presencia de dengue en el territorio nacional.
El Director Nacional de Salud, dijo que el Ministerio de Salud Pública, cuenta con información que detalla que en el departamento de Rivera, se detectó en el barrio Fortín la presencia de los huevos del mosquito, con lo cual se efectuó la fumigación de 300 metros a la redonda de la zona de forma de eliminar las formas adultas.
Actualmente, se sigue vigilando y monitoreando en el resto del país con una activa participación de las Intendencias en el marco de los Comités Departamentales de Emergencia que presiden los Intendentes Municipales, a quienes se solicitó especial colaboración en este Plan de Alerta Sanitaria.
Las tareas que se desarrollan en el Plan de Alerta Sanitaria en todo el territorio nacional son un conjunto de actividades que tienen que ver básicamente con el ordenamiento de las ciudades, la limpieza, así como recoger y retirar todo tipo de recipientes que puedan quedar en los espacios y que se pueden transformar en criaderos de mosquitos con las aguas de lluvia y el clima propio del verano.
Basso dijo que desde 1997 nuestro país en distintos departamentos limítrofes de las fronteras ha tenido la presencia del mosquito Aedes Aegypti.
Es un mosquito doméstico que vive muy cerca de donde habita el ser humano y por lo tanto es un aspecto clave el involucramiento de la ciudadanía porque se puede ocasionar en sus propios domicilios.
En ese sentido, hay que revisar sistemáticamente que no quede ningún tipo de recipiente como floreros, macetas, tanques que puedan contener agua de lluvia con sombra de vegetación, o humedad y que a partir de esas circunstancias pueda conformarse un criadero.
“No existen vacunas, no existen antibióticos, todas las medidas de prevención se orientan a minimizar el impacto de este mosquito en el territorio nacional”, sostuvo Basso.
La epidemia tiene una evolución cíclica que se origina en forma intensa cada cinco años y en ese marco generó muchos casos en los países limítrofes y el riesgo sanitario está presente en nuestro país.
La enfermedad tiene un período de incubación de hasta 15 días, luego se dan los síntomas característicos de la misma que tienen que ver con la presencia de un cuadro febril importante, acompañado de dolores musculares, articulares y también de algunas erupciones cutáneas.
La evolución de la enfermedad se produce en aproximadamente una semana y a partir de un tratamiento que se hace en domicilio -que no requiriere de internación-, pero sí aislamiento de todo tipo de picaduras de mosquitos porque al cabo de 10 días ya no se contagia el virus y el paciente se recupera.
Basso, afirmó que no es conveniente reincidir en la enfermedad, ya que “la persona queda vulnerable a otras de las variantes del virus del dengue que tiene cuatro subtipos, ya que ahí se da una evolución clínica totalmente distinta mucha más grave denominada hemorrágica porque este dengue tiene un porcentaje de personas que fallecen”.
“El primer dengue golpea, el segundo es que el que mata”, gráfico Basso, y agregó que de ahí parte la importancia de que el virus no se incorpore a la realidad sanitaria de nuestro territorio.
Nuestro país junto a Canadá son los dos únicos países de los tres continentes que no tienen casos de dengue autóctono y las medidas que se han tomado son para minimizar el riesgo de que el mosquito Aedes Aegypti se desarrolle en cantidades importantes.
En estos días, el Ministerio de Salud Pública efectuará el lanzamiento en todo el país de una campaña nacional de medios destinada a la población, además se brindará abundante información y folletería procurando que los cuidados promocionados se incorporen a la dinámica y a los hábitos cotidianos de la población y a su entorno más cercano.
En el sitio web del MSP está publicado un Plan Nacional de Contingencia para la contención de una posible epidemia de dengue donde la Fase cero implica pasos como la coordinación con el Sistema Nacional de Emergencia y la acción con los Comités Departamentales con medidas tendientes a potenciar los cuidados en torno al tema.

“URUGUAY ESTÁ MUY VULNERABLE
A TENER LA PRESENCIA DEL DENGUE”

Autoridades de Salud Pública no descartan encontrar larvas en otros departamentos (se detectó la aparición de larvas en Rivera, Salto y Paysandú). Basso dijo que preocupan principalmente las zonas limítrofes, ya que las condiciones climáticas y la situación de los países cercanos lo hacen altamente probable.
Explicó que hace algunos años se ha llegado a tener larvas del mosquito Aedes Aegypti hasta en 10 departamentos, pero eso no implica que se tenga la enfermedad.
El monitoreo de las ovitrampas (pequeños recipientes que se disponen para controlar la aparición de larvas de Aedes Aegypti), que son entre 40 y 50 en cada ciudad, se hace semanalmente.
De todos modos, que Uruguay tenga dengue es prácticamente inevitable, según las autoridades. “Uruguay tiene una temperatura promedio que permite la sobrevida del mosquito, y si ingresa una persona (…) incubando la enfermedad (…) las condiciones son altamente probables” para que la enfermedad se expanda.

COMITÉ DE EMERGENCIA
DISEÑARÁ PLAN PREVENTIVO

En toda la región comienzan a tomarse medidas precautorias por el avance del dengue (en Paraguay expertos franceses en enfermedades tropicales ayudarán al país a enfrentar la situación), y en nuestro país el director de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina, Eduardo Savio, advirtió que no sería raro que en cualquier momento aparezca un caso.
En Rivera, el Comité de Emergencia evalúa un plan de acción ante la aparición de larvas del mosquito transmisor del dengue y se solicitará apoyo al MIDES para contar con la ayuda de los participantes de “Trabajo por Uruguay” en lo que refiere a la encuesta larvaria que se seguirá realizando en la zona.
La situación regional con el primer caso autóctono en Argentina, la epidemia en Paraguay y casos de dengue en Brasil, mantiene alarmadas a las autoridades sanitarias. Para el Ministerio de Salud Pública no hay razones científicas para explicar por qué todavía no se produjeron casos en Uruguay.
De todos modos, las condiciones están dadas en territorio uruguayo. El mosquito está en Salto, Paysandú y Rivera, y también han ingresado personas infectadas en el país.
El dengue no se contagia de persona a persona, sino únicamente a través del mosquito. El insecto pica a una persona con dengue, se infecta con el virus y en una semana puede transmitirlo. El virus se incuba en un lapso de tres a quince días. Entre los síntomas que acompañan la enfermedad se encuentran fiebre, dolor de cabeza, dolor osteo-artículo-muscular y alteraciones gastrointestinales.

Deja un comentario