Rivera, viernes 23 de febrero de 2024
Recibimos y publicamos:

Cuidando nuestros niños, niñas y adolescentes en la comunidad fronteriza de Rivera y Santana do Livramento

Lamentablemente estamos inmersos en un mundo donde la violencia es una nota muy presente.
Informes del SIPIAV -Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia- de Uruguay, dan cuenta de que ese fenómeno, daña especialmente a la infancia. Los equipos técnicos del INAU constataron que en 2021 el flagelo casi se duplicó respecto al 2020, diagnosticándose 7.035 casos contra NNA (niños, niñas y adolescentes) uruguayos. Diecinueve casos por día es una cifra muy alta para una población tan pequeña. El Presidente del INAU, Pablo Abdala, reconoció la gravedad del problema, que se reproduce y crece.
De ese informe surgen datos que ubican el problema dentro de los hogares. Fundamentalmente, 80% de los casos se dan en la casa donde residen los niños; el 91% de los agresores son familiares, y casi todos los casos son situaciones crónicas y recurrentes, donde no estamos llegando a tiempo en la ayuda a los pequeños, víctimas de esas violencias.
Mas de un tercio es maltrato emocional. El 20% es abuso sexual, el 17% maltrato físico, y 24% es negligencia y abandono. Cabe aclarar, que en la mayoría de los casos las violencias se superponen, generando un daño más profundo en la psiquis de los NNA.
Cumpliendo con el Principio de Concurrencia, reconocido en nuestro orden normativo desde la aprobación del Código de la Niñez y adolescencia desde 2004, en su Art. 7 y 15, concurrimos en acuerdo desde ACDAR -Asociación Civil Dra. Adela Reta- y CLAVES, convocando Instituciones educativas, de salud y de amparo, a participar de un seminario de capacitación de 50 agentes que tengan contacto con los niños, niñas y adolescentes de la comunidad, para ayudarlos en situaciones difíciles, o a prevenirlas.
Asimismo, luego de intentar sin éxito el apoyo económico del Estado a través de las Instituciones competentes, estamos solicitando el aporte de empresas de la comunidad para solventar esta actividad, en cumplimiento del premencionado Principio de Concurrencia, porque todos los esfuerzos son necesarios y complementarios; la sociedad civil organizada en territorio tiene un rol central en la lucha para cuidar y proteger a nuestra infancia.
Algunas empresas ya han resuelto apoyar la iniciativa y las reconoceremos en la ocasión del evento de capacitación, ante las personas dispuestas a participar ayudar y fortalecer a nuestros NNA en el ejercicio de sus derechos humanos, principalmente el derecho a tener una vida de cualquier tipo de violencia.
Nuestro propósito es trabajar para que los profesionales y agentes riverenses y santanenses, que tienen contacto con la infancia, puedan escuchar, registrar y validar la voz de los niños.
Si entre todos logramos hacerlo, estaremos en el camino y en el comienzo de la reparación del daño de nuestra infancia. Sus mentes están en proceso de construcción y evolución. Intervenir y apoyarlos en esta etapa en desarrollo es crucial para que puedan superar la sexualización post traumática, la traición de sus cuidadores y la indefensión que genera, que no se crea su relato y sus palabras.
(Dra. Margarita Machado & Mag. Rosario Brochado)

Deja un comentario