Rivera, jueves 25 de julio de 2024

El barrio acompañó a Marcio Cabrera en el acto de lanzamiento de su libro

Se realizó el acto de lanzamiento del libro “Nos botemo a cara nu alambrado”, de Marcio Cabrera. Amigos, familiares, vecinos del barrio y otros de la ciudad, llegaron hasta la sede del rojo de la Cuaró para estar presentes en la presentación y testimoniar el momento.
En realidad, el local quedó chico y muchos de los que asistieron tuvieron que permanecer de pie porque el lugar no permitía más sillas. El acto estuvo rodeado de una emoción indescriptible y el propio autor tuvo que detener su relato en varias oportunidades a raíz que las lágrimas brotaban de sus ojos.
Explicó la génesis del libro, los momentos vividos en cada una de las historias que allí se cuentan, el portuñol como dialecto fronterizo y la importancia para el barrio, sus comienzos como feriante, el acompañamiento al fútbol infantil de los rojos y ahora en su función de dirigente del club de sus amores.
Es que Marcio lo ve todo a través de sus ojos rojos como el color de la camiseta de su barrio.
Su familia ha sido un puntal de lujo para toda su labor, sus amigos, el barrio, la camiseta, la bronca en la derrota y la felicidad en la victoria, pero siempre teniendo como norte su afán de cultivar la amistad a través del deporte como premisa fundamental en su vida.
Marcio leyó dos de sus relatos y, en uno de ellos, uno de los que tocan el alma del lector, dedicado a Agustín, un chico de nueve años (allí presente) que ha debido sortear un montón de situaciones adversas que le ha planteado su corta vida, pero que ha tenido siempre el apoyo de su familia y ahora la de sus compañeros en el rojo, y que un día tuvo la enorme felicidad de conquistar un gol con esa camiseta a pesar que el resultado fue adverso.
Y la historia la cuenta en algo que ha sido el lema de la vida de Marcio: “Siempre es más que fútbol”. El equipo fue goleado… “pero esa tarde volvimos victoriosos”.
Y me imagino como se habrá sentido Marcio ayer, cuando hubo “un domingo sin fobal” (otro de sus relatos):
“Domingo aburrido.
Hoy no jugará mi equipo.
Eliminado por el último.
Cuesta vivir sin cancha.
Esos domingos se empiezan a vivir antes”.
“Nos botemo a cara nu alambrado” es obra de Marcio, pero contó con el apoyo de su hermana Victoria, de Agustín Lucas con la carátula, ilustraciones de Enrique da Rosa y la fotografía de la contratapa de Richard Collazo.
Pero no se trata de un libro comercial ni lucrativo para el autor porque Marcio lo ha explicado muy bien, todo lo recaudado se vuelva en beneficio directo de las categorías del fútbol infantil de Frontera Rivera Chico, el “cuadro del barrio”.

Deja un comentario