Rivera, viernes 19 de abril de 2024
El gremio de trabajadores de AFE denuncia el desmantelamiento de la empresa...

Sindicato denuncia que está en riesgo el servicio de tren de pasajeros entre Rivera y Tacuarembó

El pasado martes 27 de febrero, la Unión Ferroviaria, que nuclea a los trabajadores de AFE, emitió un comunicado en el que anunciaban que el tren que hace el servicio Rivera-Tacuarembó quedaría por ese día bajo el control obrero y que no cobrarían el boleto a sus usuarios como protesta por los recortes que vienen sufriendo en el período. Un día después daban más información, en otro comunicado, señalando que peligraba la continuidad de ese servicio de pasajeros que une Rivera con Tacuarembó, a raíz de algunos recortes que hacía la OPP a AFE.
En ese sentido, el Presidente de la Unión Ferroviaria, Washington Sánchez, destacó que además de conectar a dos capitales departamentales, el tren es de extrema importancia para los pobladores de las pequeñas localidades por las que pasa. “Hay muchísima gente (de poblados pequeños) que va a estudiar a Tranqueras, o a Rivera mismo, que utiliza ese servicio. Incluso nosotros desde hace mucho venimos reivindicando que el servicio debe correr de lunes a viernes, porque es la solución a un problema para maestras, alumnos y trabajadores de la campaña profunda”, explicó en declaraciones a Radio El Espectador.
Agregó que “lo que vio afectado al servicio en este punto es un pasito más en el desmantelamiento histórico de la Administración de Ferrocarriles del Estado, que hay que aclarar que no empieza ni termina con este gobierno. Arrancó en el año ‘85 con el cierre de varios ramales y gobierno tras gobierno, siendo del color que sean, se ha venido profundizando, al llegar al punto que estamos hoy, donde AFE queda con 68 trabajadores, y el impacto de este retiro incentivado de más de 130 trabajadores que puso el gobierno arriba de la mesa, que está repercutiendo en este servicio y en todo lo que pueda desarrollar AFE”.
“Este tren es totalmente autosuficiente”, acotó Sánchez. “Gasta $ 2.700 pesos de gasoil a la ida y $ 2.700 pesos de gasoil a la vuelta, un gasoil que en AFE no está subsidiado como está en las empresas de ómnibus. Eso es algo que debería tomar el gobierno como recaudo a la hora de entender el modo ferroviario. AFE, por las diferentes reestructuras que se han venido haciendo, hoy lo único que tiene arriba de la mesa es el coste operativo de tener un maquinista, tener un guarda, y nada más. Las estaciones y las vías, por lo que marcó el gobierno pasan por el MTOP, o sea que AFE el único costo que tiene es el gasto de combustible y los dos trabajadores que van a cargo”.
El Presidente de la Unión Ferroviaria explicó que “acá lo que hay es un problema absolutamente burocrático. Nosotros trabajamos en una empresa pública, que cuando se dan de baja ciertas funciones hay otros funcionarios que no las puede llevar adelante porque estas responsabilidades son inherentes a la función, entonces esas 136 personas que se fueron se llevaron su función, y hoy en día lo que se precisa para que AFE pueda continuar prestando ese servicio es reestructurar la empresa o crear nuevas funciones”.
El sindicato plantea, por un lado, enfocar “un plan de contingencia que pudiera en el corto plazo poner a funcionar los trenes” y, por otro, preparar la reestructura de AFE. “La reestructura de AFE es absolutamente necesaria. No podemos seguir con una estructura de 11.000 trabajadores que había en la década del ‘80 a setenta trabajadores que vamos a quedar. Hay que adecuarla a la nueva realidad, y esa reestructura se tiene que llevar adelante y el gobierno la viene posponiendo”, explicó.
“La propuesta del sindicato es, en aquellas áreas donde falta personal y hay personal capacitado para cumplir esas funciones, que se den los ascensos a través de llamados, y en algunos lugares donde la falta de personal no se puede cubrir con más recursos humanos tratar de, a través de alguna compensación, que otras áreas puedan colaborar con esas áreas que están más sensibles. Un ejemplo claro es que, a través de estos retiros incentivados, en todo el país, a AFE le quedan tres mecánicos de coches motores”, dijo Sánchez a Radio El Espectador.
“El planteo del sindicato va por el lado de que los trabajadores que están trabajando con el tren de auxilio, que es la afectación de los descarriles, cuando hay descarriles, pudieran a través de una compensación empezar a colaborar con los talleres de AFE. Esa es una de las tantas propuestas que hemos hecho y el Gobierno las desestimó todas. Estamos esperando a ver qué resoluciones se van a tomar. No hubo una contraoferta del Gobierno”, concluyó. Fuente: El Espectador

Deja un comentario