Rivera, martes 23 de julio de 2024

El Ministro del Interior estuvo presente en la inauguración de obras de Seccional 8ª

VICHADERO (Por Raúl Barboza, para “Vichadero y su Gente”). Con la presencia del Sr. Ministro del Interior, Luis Alberto Heber, el Subsecretario Dr. Guillermo Maciel, el Director de la Policía Nacional Comisario Mayor Licenciado Diego Fernández, el Jefe de Policía del departamento Comisario Mayor (R) Wilfredo Rodríguez, el Intendente Departamental Contador Richard Sander, las Diputadas Virginia Fros y Nazmi Camargo y demás autoridades locales y departamentales, se llevó a cabo la inauguración de las obras de ampliación de la Comisaría de la Seccional Octava.
En una parte de su alocución, el ministro manifestó el respaldo que desde el Ministerio se le está dando a la policía, pero que quería resultados.
A continuación, transcribimos parte de lo expresado por el jerarca: “Yo hace 41 años hacía mi primer discurso aquí en el cine de Vichadero. En aquella época, en la década de los ochenta, luchábamos por la libertad. Y al día de hoy, al frente del Ministerio del Interior seguimos luchando por la libertad, porque si no hay un Ministerio del Interior que garantiza la ley, no hay libertad. Por tal motivo hoy nosotros venimos a dar ese respaldo que es coherente con nuestra manera de ver las cosas. Si miramos el mar en la orilla, lo veremos con algunas ondulaciones, pero si levantamos la vista y miramos el horizonte, veremos una línea recta, y esa línea significa la libertad y la democracia defendida por sus instituciones, defendida por sus Fuerzas Armadas y por el Ministerio del Interior.
Y yo desde el frente de este Ministerio proclamo, garantizo y me comprometo nuevamente con lo mismo. Porque si la gente no se siente defendida en el país donde vive y no se siente respaldada por el Estado, seguramente va a hacer justicia por mano propia. La gente no es libre de salir de su casa porque tiene miedo. La gente no es libre de visitar a sus parientes porque tiene miedo. La gente no sale para cuidar su rancho y evitar que el amigo de lo ajeno le lleve todos sus ahorros, que mucho les ha costado conseguir con el sudor de su frente.
Entonces para evitar todo eso, la policía, la justicia y los fiscales están a la orden de la población. Y esta casa, que es la casa del pueblo es donde hay que golpear y reclamar al Comisario y al Jefe, pues tienen todo nuestro respaldo, porque nosotros respaldamos a la policía en su accionar que se juega la vida todos los días para defendernos y darnos tranquilidad. Pero también les pedimos resultados. Claro que pedimos resultados. El pueblo pide resultados.
Tenemos flagelos que azotan a nuestra sociedad hoy: la maldita droga, que pudre a nuestra sociedad. Le hemos dado una gran batalla y vamos a seguir dando, al narcotraficante grande y al chico. Desde acá estamos diciendo que vamos a dar batalla en una guerra sin cuartel a quiénes en definitiva están envenenando las cabezas de nuestros jóvenes, haciéndolos dependientes y llevándolos a robar para poder pagar lo que de alguna manera es su adicción.
En esta plaza pública estamos reiterando que vamos a dar combate al gran traficante pero también al narcomenudeo, porque es ahí donde se da el cambio que estamos viendo en nuestra sociedad por la maldita pasta base que perjudica y limita a nuestra juventud.
Con el apoyo de diversas instituciones hoy contamos con esta hermosa comisaría. Quiso el destino que yo esté ahora en este lugar, después de la ausencia de nuestro querido amigo Jorge Larrañaga y que hoy esté haciendo uso de la palabra como Ministro del Interior. Pero ténganlo por seguro que, si estuviera como Ministro de Transporte, también estaría aquí, en este querido pueblo a quien tanto le debo, donde tantos amigos tengo. Seguramente realizaremos otras visitas para recorrer las comisarías de la zona y tratar de mejorar las condiciones de trabajo de nuestros policías.
Acá está el gobierno nacional de coalición, dando respaldo a quienes precisaban. Pero respaldo moral y jurídico, porque las leyes que votamos en el parlamento permiten al policía actuar, sin el temor de que mañana puedan parar presos por defender a la sociedad, como estábamos cansados de ver antes. Ahora tienen respaldo para actuar. El propio presidente de la República está por detrás de cada policía que se levanta a diario para cumplir su labor y esta es la casa de la policía no, la casa del pueblo, la casa de la seguridad”, concluyó.

Deja un comentario