Rivera, martes 23 de abril de 2024

Con gran congoja y bajo aplausos despidieron los restos de los infantes de marina

En horas de la mañana de la jornada de ayer, martes 2 de junio, ante la presencia de autoridades nacionales, departamentales, militares, policiales, familiares y amigos, fueron despedidos en el Cementerio Central, los restos de los jóvenes infantes de marina riverenses asesinados brutalmente en un predio de la Base Naval del Cerro de Montevideo.
Primeramente, próximo a la hora 10:00 se realizó el sepelio de Alex Guillenea, quien tenía 25 años de edad y era oriundo del Departamento de Rivera. Guillenea estaba casado y era padre de cuatro niños, uno de ellos de pocos meses. Entre sus planes se encontraba mejorar en su carrera militar, por lo que se había preparado para hacer el curso de cabo de segunda dentro del personal subalterno de la Armada Nacional.
Luego, a la hora 12:00 fue el turno de la ceremonia de inhumación de Alan Rodríguez, de 31 años de edad, oriundo de Rivera, y quien hacía cuatro años que había logrado ser infante de Marina. Previamente, Alan Rodríguez había revistado durante algunos meses en la Unidad del Ejército de Maldonado.

El Ministro de Defensa Nacional, Javier García, se hizo presente en Rivera junto a otras autoridades, como el Subsecretario de la cartera, Rivera Elgue, y autoridades militares nacionales: los Comandantes en Jefe de la Armada, Almte. Jorge Wilson, del Ejército, Gral. Gerardo Fregossi, y de la Fuerza Aérea, Gral. del Aire Luis de León, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Gral. Marcelo Montaner.
El ministro Javier García expresó que lo sucedido fue “una atrocidad”, aseguró “que va haber justicia” y transmitió la seguridad de que “sus familias y el pueblo uruguayo sabrán en pocas horas que se tendrá la justicia necesaria para que se aplique el estado de derecho al criminal que lo hizo”.
García y Elgue, junto a la Intendente Departamental, Alma Galup, el Secretario General, Arq. José Mazzoni, el Jefe de Policía, Crio. Gral. (R) Wilfredo Rodríguez, entre otras autoridades civiles y militares locales, acompañaron a la familia de los dos riverenses infantes de la marina, quienes cayeron en cumplimiento de su deber.
El tercer marino asesinado en Montevideo es Juan Manuel Escobar, de 22 años. Su sepelio se realizó ayer en la ciudad de Tacuarembó. Si bien Juan Manuel Escobar nació en Montevideo, creció en la ciudad de Tacuarembó. Escobar había iniciado su camino a la infantería hace casi un año, en setiembre del año pasado. Estaba en pareja y era padre de un niño.

Deja un comentario