Rivera, martes 21 de mayo de 2024

Alerta en Mercedes por sospecha de Dengue

Fueron descartados los cinco casos sospechosos de dengue que estaban siendo observados en Paysandú. Mientras tanto, en Mercedes se registró otra alerta.
Según informó la emisora capitalina El Espectador, la Directora Departamental de Salud de Paysandú, Magdalena Espillar, manifestó que los pacientes fueron seguidos, evaluados y descartados como portadores de dengue. Todos se encuentran en sus domicilios y cursan enfermedades comunes.
En Mercedes, otro caso sospechoso de dengue está siendo evaluado. Se trata de una persona que viajó hace poco tiempo a Argentina.
En lo que va del año, el Ministerio de Salud Pública descartó quince casos sospechosos de dengue y actualmente sólo un paciente se encuentra en estudio. La gravedad de la enfermedad en la región condiciona a las autoridades sanitarias a seguir en alerta.
El Director General de la Salud, Jorge Basso, indicó que se insiste en la prevención por parte de la población para evitar el ingreso de la enfermedad al país. Se está “tratando de transmitir a la población que, sin entrar en alarma, se mantenga en una actitud positiva, se colabore y se trabaje fuerte en la limpieza del territorio y sobre todo de su domicilio”, afirmó el jerarca.
El Ministerio de Salud Pública prevé que la alerta continuará durante un tiempo debido a las propicias condiciones climáticas para el desarrollo del mosquito Aedes Aegypti y la gravedad que la enfermedad tiene en la región.
La cartera continuará monitoreando todo el territorio, evitando que se generen criaderos de mosquitos, fumigando cuando corresponde y con la vigilancia clínica de pacientes que presentan sintomatología dudosa.
Basso dijo que se trata de controlar el número de mosquitos en el territorio de manera tal que si ingresa “una persona encubando una enfermedad, no encuentre las condiciones para que a partir de una picadura se genere un número explosivo de casos, como sucede en esta enfermedad que a partir de un caso se generaliza rápidamente a cientos y miles”.
Por otra parte, en tres días se conocerá el resultado de los análisis a los que fue sometido un hombre afectado por los síntomas de la enfermedad. Esta persona padece intensa fiebre y un cuadro de mialgia, sometido a internación domiciliaria.

SENADOR DENUNCIÓ OMISIÓN Y APATÍA
DE AUTORIDADES CON EL DENGUE

El Senador Gustavo Lapaz, ex-Intendente Municipal de Soriano, expresó en la Cámara Alta que “parece que la erradicación del Aedes Aegypti resulta casi imposible, ante costumbres difíciles de desterrar y un grado de inconsciencia incomprensible”.
“Bastaría un caso de dengue por esta zona para dar poderoso sacudón a quienes han contribuido a que se genere este estado de cosas. Con miles de casos en Argentina, la reciente corriente de viajeros en Turismo y el mantenimiento de altas temperaturas, sería milagroso que no ‘desembarcaran’ mosquitos infectados o pasajeros transmisores de la enfermedad. Las consecuencias serían imprevisibles, incluso con posibilidad de incorporar un marco endémico, pese a que nuestros inviernos son más severos que los de áreas tropicales”, sentenció.
Sin embargo, “este escenario alarmante contrasta con la tranquilidad de las autoridades de Salud Pública, que con la enfermedad en las barbas o a la vuelta de la esquina, y mosquitos por doquier, solo han instruido para que se fumiguen bodegas de ómnibus y camiones, cuando el sentido común indica que se haga a cuanto vehículo ingrese por la frontera, lo que debió preverse preparando logística y equipamiento. Algunos Comités de Emergencia durante la Semana de Turismo no previeron trabajos y desaprovecharon preciosos días. La improvisación nuevamente pudo más que el sentido común y no sorprendería encontrarnos con el dengue instalado en el país”, expresó el Senador.
Lapaz advirtió que “el dengue ha comenzado a sentirse como la grave amenaza sanitaria y laboral que supone la presencia del mosquito Aedes Aegypti, sin el cual no puede propagarse, pues necesita del insecto como vector, y lo hace a niveles exponenciales una vez que éste encuentra terreno fértil”.
Recordó que “el cambio climático, la globalización, el desenfrenado intercambio comercial y de viajeros han facilitado la difusión de enfermedades que hasta hace poco consideramos reservadas a zonas tropicales o subtropicales. Mosquito y dengue llegaron a lugares que se creían muy lejos de ser alcanzados por una infección comparable a la malaria y a la fiebre amarilla”.
“Pero una cosa es que las condiciones naturales hayan permitido la difusión del insecto y otra lo que ocurre en nuestro medio y algunas provincias argentinas hacia las que avanza la enfermedad, con el próximo invierno como única barrera”, enfatizó el Senador.
“Displicencia, omisión e irresponsabilidad de muchos vecinos han permitido esta irrupción explosiva del Aedes, ya instalado en zonas urbanas y, en algunos lugares, superando en número al mosquito común, el Culex. La sequía no lo contuvo y, con las primeras lluvias, la desaprensión quedó de manifiesto con negativas a eliminar recipientes, cubiertas y vasijas que juntaron agua generando la multiplicación del insecto”, señaló.

Deja un comentario