Rivera, domingo 14 de julio de 2024

Gobierno invertirá 50 millones de dólares anuales en programa de primera infancia

En la jornada de ayer, lunes, fue presentado el grupo que coordinará el despliegue de políticas destinadas a la atención directa de niños de 0 a 3 años, mediante transferencias para la compra de alimentos y productos básicos, programas de acompañamiento familiar, aumento de CAIF, ampliación de cobertura de salud y articulación con ANEP, entre otras medidas calificadas como inéditas por los ministros Azucena Arbeleche y Martín Lema.
Acompañaron a los ministros Arbeleche y Lema, el Presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva; el Presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Cipriani, y el Presidente del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala. Este grupo también estará conformado con representantes del Ministerio de Vivienda y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.
La titular de Economía enfatizó en la atención a la primera infancia que estableció el Gobierno en el presupuesto nacional, por el cual destinó 50 millones de dólares a este programa. Por las características y el monto asignado, la ministra consideró al programa como un hito en la historia de las políticas sociales, que contiene un abordaje integral y articulado por las instituciones estatales.
Arbeleche recordó que el último año se incrementaron en un 56% los recursos en transferencias sociales, que el año pasado alcanzaron a 16.165 millones de pesos, a los cuales se sumarán los 50 millones de dólares indicados en la Rendición de Cuentas. “Decidimos agregar recursos que queden para siempre destinados a las políticas sociales”, subrayó.
En su intervención, Lema informó que los principales lineamientos del programa se enfocan en los niños de 0 a 4 años de edad que vivan donde se concentran los mayores niveles de pobreza y en donde las familias disponen de menor protección social.
Adelantó que será implementado un “bono crianza” de 2.500 pesos a 65.000 hogares de los contextos más vulnerables, desde el nacimiento de los niños y hasta que cumplan los 4 años. También explicó que este bono será complementado con diferentes acompañamientos. Lema declaró que el Gobierno trabaja en el desarrollo de incentivos para que el monto que conforma el bono se utilice en elementos que ayuden a mejorar la crianza de los niños.
Otra de las medidas refiere al seguimiento del trabajo en los hogares con menores de 0 a 3 años, a los efectos de lograr una mejora en las decisiones que toman las familias. Adicionalmente, se incorporará el uso de un programa de teleasistencia para complementar el trabajo presencial.
Por su parte, Cipriani, sostuvo que la planificación de los equipos técnicos del organismo que él dirige y del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) apostará a seguir disminuyendo las cifras de embarazo de adolescentes. Además, los niños con alteraciones en su desarrollo que no son beneficiarios del Banco de Previsión Social accederán a tratamientos con este programa, a través de las Casas del Desarrollo de la Niñez. “Es un paso muy importante, que va a permitir que muchos niños, al corregir esa alteración, sean hombres de futuro y de trabajo”, expresó.
Robert Silva, expresó que la primera infancia ha sido siempre una política de Estado nacional, y que esta acción configura una reafirmación. Además, indicó que la articulación prevista es la base para realizar un buen trabajo y monitoreo. “Esperemos que haya un antes y un después para aquellos que más lo precisan”, precisó.
El titular del INAU, Pablo Abdala, manifestó que el programa Primera Infancia dispondrá de un aumento de los grupos de atención en centros de atención a la infancia y la familia (CAIF), y los extenderá para niños de 3 años, lo que implicará la apertura de nuevos grupos para niños de esa edad, en zonas donde no haya jardines de ANEP.
Además, se implementarán becas de inclusión socioeducativas vinculadas a la inserción en el ámbito educativo privado. Esta medida busca diversificar y flexibilizar el acceso a la educación, permitir que las familias que no cuenten con un centro CAIF cerca de su hogar también puedan acceder a una institución de todas formas.

Deja un comentario