Rivera, domingo 23 de junio de 2024

Nuestra opinión: Otra vez la pelota en la casa del vecino…

¿Recuerdan cuando éramos chicos y jugábamos al fútbol en la calle de arena o en un terreno baldío al lado de casa?
Y en cada remate de uno de los más grandes del grupo la pelota se iba a la casa del vecino y era justito la hora de la siesta del hombre, que escuchaba como la pelota repicaba en el techo de lata.
Caía en su patio e inmediatamente uno de nosotros (casi siempre mandábamos al más chico para evitar represalias), golpeaba a la puerta y amablemente (y con mucho miedo) pedía que le alcanzara la pelota…
Una, dos y, a veces hasta tres veces, lo hacía con una fingida sonrisa en su rostro, pero a la cuarta ya ni te atendía y la pelota se quedaba en la casa del vecino.
A partir de ahí y cada vez que algo se reitera una y mil veces, decimos: “otra vez la pelota en la casa del vecino”.
Con la fijación de los partidos suspendidos de la categoría sub-14, con el comienzo del fútbol infantil y algunas cosas más, pasa exactamente lo mismo, una y otra vez se fija y una vez más se suspende debido a las condiciones climáticas.
Y lo peor es que cuando escuchamos a los que saben algo de meteorología, dicen que el tiempo estará así hasta la semana que viene.
Es que el tiempo y el calendario del fútbol riverense no tienen buenas relaciones, están enfrentados.
La Liga quiso hacerle un gol al tiempo y fijó todos los partidos para la cancha de Cuñapirú.
Todos sabemos que Cuñapirú es la cancha que seca más rápido, que no hay muchos inconvenientes, pero ayer nuevamente y en la cancha de Cuñapirú no se pudo jugar.
De atraso ya ni hablamos más, porque después, y por más que digan que se va a jugar a mitad de semana, es casi imposible por estudios de los chicos, por trabajo de los técnicos y delegados… Por una razón u otra, se va empujando hacia adelante.
Y de esto nos vamos a dar cuenta recién a fin de año, cuando estemos en diciembre y nos queden muchos títulos por definir y tengamos que jugar entre el 25 de diciembre y el 1 de enero, todas las definiciones de uno u otro torneo.
Es que, en definitiva, no hay otra solución y esperamos con ansiedad qué pasará este fin de semana, cuando, al menos por ahora, para el domingo, se anuncian nuevas precipitaciones. Es que, con el tiempo no se puede.

Deja un comentario