Rivera, jueves 25 de abril de 2024
Suplemento “El Deportivo”:

Holger Vildózola no se olvida de quienes mucho le dieron al deporte riverense

Un día el propietario de La Picaña se encontraba en los accesos de la ciudad en su sesión diaria de ejercicios y se encontró con una sorpresa.
Se trataba de una hermosa novedad, porque llegaban los integrantes de la delegación de Olimpíadas Especiales y los recibía el pueblo de Rivera encabezado por sus principales figuras políticas.
Holger Vildózola participó a distancia, los vio cruzar, apreció el cariño que la gente sentía por ellos y sintió la necesidad de estar presente con un homenaje particular.
Cohetería infernal, bocinas que sonaban sin cesar, y Holger comenzó a llorar porque realmente era emocionante lo que se veía.
Ocho riverenses llegaban con medallas en sus pechos y venían desde Los Ángeles
Luego la caravana, del acto realizado en la Intendencia Departamental de Rivera.
Comenzó a pensar la mejor manera de agasajarlos, de ponerse a las órdenes para el futuro de estos deportistas y no encontró mejor idea que ofrecerles una cena en su local comercial.
Junto a su familia, esposa e hijos, recibió a los ocho, al técnico Prof. Nelson Costa, a la Presidente de Olimpíadas Especiales, Mónica Elizalde y a integrantes de dicha comisión.
Allí estuvimos y fuimos testigos de la calidez, de las emociones vividas por cada uno de ellos y del momento tranquilo y lleno de anécdotas.
La cena fue lo que menos importó, lo atractivo fue la reunión y las consecuencias que puede tener una vez que el propietario del local prometió su colaboración en futuros emprendimientos de la Comisión de Olimpíadas Especiales.
La Presidente de la Comisión, Mónica Elizalde agradeció en nombre de todos, destacó el gesto y el momento vivido.
El responsable del grupo en Los Ángeles, Prof. Nelson Costa, señaló cada uno de los momentos vividos y rescató el excelente comportamiento de cada uno de los chicos.
Pero la novedad estuvo por el lado de los deportistas que designaron a uno de ellos para agradecer en nombre de todos y lo hizo con soltura y emoción.
Después vino otro que también quiso estar presente entre los que agradecieron el acto.
El propietario de La Picaña habló muy emocionado al extremo de las lágrimas en sus ojos.
Comprometió el apoyo de su firma comercial pero también la personal y de su familia en todos los futuros actos de este importante grupo que trabaja en beneficio directo de la sociedad y de un grupo importante de ciudadanos.
Se refirió a los jóvenes deportistas señalando que las puertas de su hogar y de la firma comercial siempre estarán abiertas para que puedan ingresar cuando quiera y solicitar el apoyo que tendrán de aquí en más.
Antes de los postres llegó la hora de los regalos y Holger, junto a su familia y a Doña Margarita, como la funcionaria más antigua en la empresa, procedieron a entregar los regalos previstos para la oportunidad.
Flores para las damas y camisetas personalizadas con una interesante leyenda que destaca el esfuerzo y la dedicación de cada uno de ellos.
Sencillo, sin estridencias pero con mucho cariño, un ejemplo a ser imitado, especialmente por empresarios del medio que deberían prestarle más atención a hechos significativos como este.
En realidad sería oportuno que aquellos que tienen posibilidades puedan colaborar con las iniciativas de un grupo que hasta hace poco tiempo era muy poco conocido por el común de la gente.
Olimpíadas Especiales cumple una función social de vital importancia pero fundamentalmente en la colaboración estrecha a los familiares de los jóvenes que viven en estas condiciones.
Más allá de los festejos deportivos, y de la prensa atraída por los buenos resultados, los familiares de estos atletas saben que la lucha por la integración es diaria. Y dura.
Lo complicado no ha pasado por ellos, sino por la integración con la sociedad. Me molesta que se hable de inclusión. ¡Incluidos están, hay que integrarlos!
Aquí se refuerza la importancia del deporte.
Estas personas están escolarizadas hasta determinada edad, luego solo pueden ir a algún taller privado. Pero deporte pueden hacer siempre, pasa a ser un objetivo de vida.
Acá se cumple el verdadero objetivo del deporte: Sacar personas adelante. Pero, por sobre todas las cosas, el hecho del reconocimiento de un empresario debería ser imitado.
¡Felicitaciones a Holger, a su familia, a los funcionarios de La Picaña!

Deja un comentario