Rivera, martes 23 de abril de 2024
Suplemento “El Deportivo”:

Carolina Larratea: “Desde la barriga de mamá ando en medio de los fierros”

Carolina Larratea volvió a deslumbrar al mundo automovilístico nacional. Luego de brillantes actuaciones y de actuaciones que la llevaron a obtener el primer lugar en varias fechas, hoy se corona campeona nacional en su categoría.
Carolina nos escribe en relación a su niñez, a sus comienzos en medio de los hierros: “Desde adentro de la barriga de mamá ando en Autódromos. Papá corría, después empezó a correr Fabricio, entonces siempre estuve en ese medio”.
Comenzó a manejar desde muy chica, con apenas nueve años de edad. Fue su padre, Edmundo Larratea, quien le enseñó a dirigir, y a buen profesor… mejor alumna.
Pero, cuando le pedimos recuerdos de su infancia y las primeras lecciones para aprender a manejar, sonríe y responde: “¡Ja-ja!, no son los mejores, porque mi profesor (papá) era y es muy exigente, entonces no me dejaba mirar la palanca de cambio. Pero, resumiendo, fue muy bueno. Me acuerdo hasta el día de hoy”.
Desde muy tierna edad ya andaba recorriendo autódromos. Y el automovilismo le ha otorgado muchas alegrías y las recuerda: “Son muchas alegrías. Cada carrera ganada, cada título conquistado, ver a Fabricio ganar, ver a papá dividir pista conmigo. Entonces son muchas alegrías”.
Pero hay un momento clave en la vida deportiva de Carolina y es el momento que decide manejar un auto de carrera. “Fue en Mercedes-Soriano, cuando Fernando Dacal llevó uno de los Sonic a probar, Fabricio dio una vuelta y yo sentada a su lado. Después combinamos y fui hacer la prueba en el autódromo de El Pinar. En ese momento fue muy importante el apoyo de mi padre y de mi hermano”.
Ese fue el principio, hasta que llegó el momento de estar en el Autódromo “Víctor Borrat Fabini”, en El Pinar. “Fue en el año 2013, en el autódromo de El Pinar, con el Chevrolet Sonic. Tenía 28 años”.

No olvida sus primeros triunfos, sus primeros podios y la primera vez que se consagraba campeona: “En el primer año que corrí, había la Copa Damas, adonde hicimos podios y conseguí consagrarme campeón, pero en la general mi primer podio fue en el año 2014, y mi primera victoria fue en el 2015, adonde entre para la historia del automovilismo uruguayo como primera dama a ganar una carrera”.
Pero no siempre fueron triunfos y alegrías, hubo de los otros momentos también. “Las tristezas era cuando me chocaban, hacían adhesivos contra mí, en un año tuve un grupo muy machista y que no aceptaban perder para las mujeres”.
Llega, en ese momento su vinculación a la Asociación Uruguaya de Volantes y las primeras experiencias. “Llegué ahí a través de mi hermano que ya era piloto de AUVO”.
Su primer triunfo fue hace ya cuatro años: “Mi primer triunfo fue en marzo del 2015”.
No es la única. Ayudó a abrir el camino a otras mujeres que hoy toman el volante para compartir pista con los hombres: “En pista somos rivales pero afuera amigas, ¡ja-ja!”.
Y finalmente nos cuenta las carreras de este año y su consagración final: “Este año fue muy competitivo y difícil. Cada carrera era una final. Todos los puntos sumados eran importantísimos para el campeonato y a la final llegamos cinco pilotos con posibilidad del título”.
“El sábado pasado no me había ido como esperaba, entonces sabía que tenía que dar todo el domingo, y así fue. Ganamos el campeonato por apenas cuatro puntos de diferencia”.
Todavía no ha tenido tiempo para pensar en el futuro inmediato; aún festeja el título obtenido junto a los suyos. “En un momento donde me siento realizada como piloto, conseguí dos campeonatos en mi corta historia adentro del automovilismo. Estoy en la historia de ese deporte que tanto amo”.
Y en medio de tanta alegría no deja de pensar en los suyos, en los que hicieron posible este triunfo tan importante: “Mi familia, sin ellos nada sería posible, sponsors, equipo Sonic, todos los amigos que siempre están presente”.
Y agrega: “Este título se lo dedico a mi abuela, que hoy desde el cielo me guía y me protege. Ella era y siempre va a ser mi amuleto de la suerte. También quiero agradecer a toda la gente de Rivera-Livramento que se hace presente a cada carrera, no importa el resultado ellos siempre están ahí”.

Deja un comentario