Rivera, sábado 22 de junio de 2024

Los neutrales recibieron a los técnicos de las finales de grupos del torneo sub-20

Un fin de semana sin fútbol, sin duda alguna, sirvió para bajar la tensión que había en relación a la disputa de las finales del campeonato de la categoría sub-20.
Los partidos jugados, que marcan el rumbo de quienes estarán en las finales del certamen, habían dejado secuelas que fueron analizadas por la Comisión Directiva de la Liga Departamental de Fútbol de Rivera.
Una de las decisiones adoptadas fue la realización de una reunión, donde recibirían a los directores técnicos de los cuatro equipos involucrados en la definición del torneo, con la finalidad de analizar en forma conjunta las situaciones planteadas y, más que nada, anticipar lo que podría suceder al jugarse las revanchas.
En la sesión estuvieron presentes el Presidente de la Liga Departamental de Fútbol de Rivera, Cr. Fernando Alvez, el secretario Mario Ariel Vettorello y los vocales Wilson Rodríguez y Julio Puentes. Los invitados a la sesión concurrieron todos: Eduardo Nizarala, Oscar de León, Pedro Sacías y Marcos Ramos.
Uno tras uno fueron expresando sus posiciones y quedó claro que unos defendían y otros atacaban por lo que el resumen de lo que vivió cada uno fue muy diferente.
Por un lado, estaban quienes se sintieron atacados, como el caso de los técnicos de Cuñapirú y Lavalleja, y por otro los que aparecían a la defensiva, como los responsables técnicos de los equipos de Oriental y Peñarol.

OSCAR DE LEÓN
Consultado el técnico de Oriental respecto a la reunión mantenida dijo: “Creo que fue una reunión muy positiva. Creo que quedaron muy marcadas las diferencias de proceder, de actuar y de vivir, de unos y de otros. Se demostró que Oriental como institución no tuvo nada que ver con los hechos ocurridos al finalizar el partido de sub-20”.
“Quedó claro también cómo hemos procedido, como líderes que somos, con los equipos, con la hinchada y con los padres. Cuál ha sido nuestro comportamiento antes, durante y después del partido. Y sobre todo como hemos manejado las redes de comunicación”, agregó.
El entrenador expresó que “además hemos dejando en claro que nuestra filosofía de vida se basa en construir desde siempre, y no en destruir. Siempre nos verán tendiendo puentes que unan y no separen. Por eso vi con muy buenos ojos esta iniciativa de la directiva de la Liga”.

PEDRO SACÍAS
El director técnico de Lavalleja, el más joven de ellos, consideró que la Liga, en definitiva, los había llamado para responsabilizarlos de lo que había sucedido en el primer partido jugado ante Oriental.
Indicó que lo que pasó en la cancha fue única responsabilidad de la labor arbitral y es claro que Lavalleja tiene una clara visión de lo que están significando la tarea de los árbitros en el campo de juego. Se sintió atacado y aseguró que la reunión pareció haber sido citada para ir contra su persona en forma directa.
Finalizó expresando que: “No hay que agregar leña al fuego porque, en estos momentos, lo que hay que hacer es aplacar los ánimos y la Liga debe cumplir su tarea de hacerse cargo de las responsabilidades que tiene”.

MARCOS RAMOS
El técnico aurinegro tiene una visión distinta, porque hasta hace poco tiempo estuvo dentro de un campo de juego y sabe que lo que pasa dentro de la cancha se queda con el pitazo final del partido. Ramos estuvo de acuerdo con la decisión de la Liga en reunirse con los técnicos para aclarar situaciones y prever lo que pueda pasar.
“No es fácil estar al frente de juveniles; requiere mucha experiencia y trabajo previo con quienes saben mucho al respecto, por ejemplo, como me tocó a mí, trabajar al lado de Fabián Villalba, un Maestro que me enseñó muchísimo en el trabajo con juveniles, o como el propio director técnico de Oriental, Oscar de León, que vive el fútbol como yo, apasionado pero centrado”.
Marcos Ramos indicó que “es cierto que en muchas oportunidades discutimos y reclamamos algunas decisiones arbitrales que consideramos que nos perjudican, pero eso sin pasarnos de la raya, sin dramatizar porque se trata de un partido de fútbol”. Agrego: “Es una categoría que está muy cerca de Primera División, pero sus jugadores aún están en época de escuchar y aprender que el fútbol es una parte de la vida y no la vida misma”.
En el final, el técnico aurinegro indicó: “esperamos, al decir de De León, que no sea una reunión de boliche y que, así como en esta oportunidad la Liga nos llamó para hacernos ver su posición, también es importante que en otras oportunidades nos reunamos para que los dirigentes conozcan el punto de vista de los entrenadores”.

EDUARDO NIZARALA
El responsable de la categoría sub-20 de Cuñapirú indicó que la Liga demostró una buena intención al organizar esta reunión, pero en realidad toda la responsabilidad de lo que ha pasado o puede pasar no es de los jugadores ni de los técnicos y sí de los arbitrajes. “Tienen una pobre calidad y si esto sigue así todo se va poniendo muy ríspido” señaló.
Nizarala explicó que “la Liga siente que somos nosotros, solamente nosotros, los que debemos transmitir a los jugadores lo que deben o pueden hacer… Que, si estamos nerviosos o reclamamos mucho, eso se les transmite a los muchachos en la cancha, lo cual no dice demasiado. Puedo ser una momia en el banco, pero si el arbitraje sigue siendo de tan baja calidad todo se va a complicar”.
Agregó: “La Liga considera que somos los únicos responsables y nada dicen en relación a los arbitrajes”. Pero señaló que muchos de los temas que se canalizaron en la reunión “los pasa por alto porque cada uno vino a defender a su club y a su propia función”. Acotó que “se habló de Veedores, pero no se habló de más seguridad”.
Por último, analizó la posibilidad de llegar a tener que filmar los partidos y luego, al mirarlos, realizar las denuncias correspondientes, “y, si no le dan importancia, habrá que irse a casa, sentarse frente a la estufa en invierno o con el aire acondicionado en verano, y listo”.

Deja un comentario